Mi visión y experiencia sobre crianza, maternidad, educación y muchas más cosas de manera clara y sin censura.

¿PORQUÉ MI BEBÉ NO DUERME?


Todos conocemos la palabra instinto, o la palabra supervivencia, pero jamás la aplicaríamos a nuestros niños o nuestros bebés, ya que los seres humanos realmente no nos vemos como animales, porque creemos que “la inteligencia humana” hace que dejemos de ser animales.  Pues lo siento mucho, siento decirte que mas o menos inteligente nos creamos seguimos siendo animales, concretamente mamíferos y teniendo las características de éstos.

Concretamente, todas las especies desarrollamos un sistema de supervivencia que se llama
instinto.  Son ciertas actitudes que se han desarrollado en la evolución de cada especie para mantenerla y que no se pueden desactivar como si fuera un robot.  Unos lógicamente lo tienen más desarrollados que otros.   Y los “despertares” de los bebés por la noche, primero se producen porque nuestro bebé no tiene concepto del tiempo, no conoce lo que es el día y lo que es la noche, ya que hasta hace poco vivía en un sitio calentito y más bien oscuro, donde no tenía que lograr sobrevivir, y dormía o se mantenía despierto cuando le apetecía, y por tanto sigue haciendo lo mismo.

Y lo segundo es el instinto de supervivencia, necesita comer se despierta, tiene frío se despierta, tiene miedo se despierta, se siente solo se despierta, está sucio o mojado se despierta,  de manera general, tiene alguna necesidad básica se despierta.  Si lo extrapolamos a un mamífero cualquiera que está en peligro porque es presa de otro animal, ese animal desarrolla una alerta automática para poder huir o esconderse.  Pues nuestros bebés tienen ese instinto también en su ADN.

Y preguntaréis, ¿Porqué hay niños que desde que son pequeños duermen toda la noche?  Pues primero plantéate si de verdad esos padres que dicen que su hijo es un angelito que duerme toda la noche te cuentan la verdad o es una milonga.

Supongo que dormirán quizás más horas seguidas que las que duerme tu niño que seguramente sean dos, tres o incluso menos, pero dormir toda la noche, para un bebé puede ser incluso peligroso porque se pueden deshidratar.   Además hay niños más nerviosos, hay niños mas comilones, hay niños mas dormilones, hay niños que necesitan de sus padres cerca para sentirse seguros, hay niños que hacen mucha caca o mucho pipí.  En términos generales, hay niños de todo tipo y por supuesto, tu hijo te necesita porque no sabe cubrir sus necesidades básicas solo y por eso su instinto le dice que  se despierte para que tu se las cubras.

Me hace gracia escuchar a los padres modelo: “Yo es que he enseñado a mi hijo a dormir solo desde pequeñito”.

Yo le invitaría a que entonces por favor escriba un libro ilustrándonos a todos los padres que nos pasábamos horas con nuestros pequeños en brazos durmiéndolos, o que teníanmpinchos en sus cunas porque cada vez que poníamos a nuestros bebés plácidamente dormidos, automáticamente se despertaban y se ponían a llorar.  Como esos padres con esos superpoderes,no ayudan a esos pobres padres que empujan carritos hasta la saciedad o que se quedan dormidos con sus hijos en brazos cuando están exhaustos.

Hay una variable que ayuda al menos a sobrellevar un poco mejor esta situación que se va a dar sin duda, y es el colecho.  Como no vas a tener más remedio que despertarte y atender una necesidad, cuanto menos aparatosa sea cubrirla mejor será para tí conciliar de nuevo el sueño y tu bebé también lo agradecerá porque cuanto más dejemos a nuestro niño llorando para llamarnos porque necesita algo, más despierto estará después, y por lo tanto más difícil le será conciliar el sueño otra vez. 

Si tenemos a nuestro pequeño a nuestro lado, primero los niños se relajan mucho más al oler a sus madres y notar su calor, incluso al tocarlas, cubriremos su necesidad de seguridad.

Segundo, como he dicho antes no tendremos que levantarnos de la cama para cogerlo, lo haremos de manera rápida, con los primeros quejidos antes del lloro intenso, y eso ayudará a que la conciliación del sueño posterior sea más fácil.

Por supuesto, si das el pecho incluso puedes dárselo en la misma cama y los dos seguir durmiendo. Si te es difícil esta postura o le das biberón, una vez que está dormido es más fácil echarlo a dormir al lado tuya que hacer todo el movimiento de levantarte y dejarlo en la cuna.

No os equivoquéis el colecho no es el “Santo Grial” del sueño.  El sueño del bebé solo mejora con la edad, mientras como hacemos el 99% de los padres, intentad dormir los ratos que podáis durante el día.

Bueno y aquí llega la parte desagradable, los padres que dicen haber enseñado a dormir a sus hijos dejándolos llorar durante horas.

Tu bebé aprende básicamente por ensayo-error, es decir, su único medio de comunicación es el lloro y lo utiliza para llamarte para que cubras una necesidad que tiene, porque los niños lloran por dolor lógicamente o por una necesidad no cubierta.  NO porque sean personitas endiabladas que quieren volvernos locos con sus lloros.  Si tu hijo llora, no vienes, sigue llorando no vienes, llora incluso más y más fuerte y sigues sin venir, y llorará hasta que esté tan agotado de hacerlo que de pronto parará. 

La necesidad sigue sin estar cubierta, pero tu bebé está agotado porque el lloro durante tanto tiempo y con desesperación le provoca ciertos daños, pero de eso hablaremos en otro post.

Tu bebé ha aprendido que aunque llore con desesperación no vas a acudir, no le has enseñado a dormir, le has enseñado a que su madre no acude cuando la llamas, y claro nuestros hijos no van a morir por eso porque no hay depredadores cerca, ni vamos a dejarlo de dar de comer, ni vamos a dejarlo sucio, es decir que vamos a seguir cubriéndole todas sus necesidades, pero aprenderá que no tiene a sus padres siempre que él los necesite, y quizás os parezca exagerado pero eso crea niños dependientes.

Mejor es que intentes conocer el lloro de tu hijo, y dirás, tú estás loca si siempre llora igual, por supuesto, cuando eres primerizo y tu niño tiene una semana no conoces a tu bebé, pero observa su lloro cuando es por hambre, es distinto que el lloro por frío o por sueño. 

Y sí el lloro te resulta molesto, a tí y a todo el mundo, porque el lloro del bebé está especializado en ser fuerte, sonoro y llamar mucho la atención, básicamente como dijimos al principio, por instinto de supervivencia.  Intenta dejar llorar a tu bebé lo menos posible, verás que una vez cubierta la necesidad, desaparece.

Os lo digo en serio, la vida de los bebés y los niños son fases, y la de no dormir durante toda la noche, pasa, quizás vuelve otra vez cuando son un poco más grandecitos, pero ya por otras circunstancias, así que anímate que esto pasa en dos días.

No olvides dejar tu comentario, tu experiencia o simplemente suscríbete.


Sí quieres suscribirte a mi Feed pincha el corazón



3 comentarios:

  1. Mi niño de 15 meses sigue durmiendo conmigo, le doy lactancia materna y a veces se hace cuesta arriba pero cuando me levanto por las mañanas me siento feliz de que él esté tranquilo conmigo. Y todas las cosas que me dicen de que lo estoy mal acostumbrado ni caso que les hago,cada uno hace lo que crea mejor para sus hijos y yo pienso que esto es lo mejor para el mío. Buen post besos.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho, siempre lo mejor para los hijos y para uno mismo es lo que hayamos decidido, no lo que los demás nos digan. Todo pasa incluso las malas noches, pero mientras disfruta porque esto también es un momento de felicidad.

    ResponderEliminar
  3. Al parecer soy de las madres que no reconoce el tipo de llanto de mi niña, pero tengo una rutina para ir descartando causas. Más adekavtw, cuando esté más grande tendrá más variables así que espero ir aprendiendo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, siempre es bienvenido

Para poder comentar es necesario que cuentes con una cuenta Google. Esto implica que de antemano has aceptado la gestión de tus datos personales por parte de Google LLC, propietario de Blogger.

En este caso, el envío del comentario es una aceptación explícita e inequívoca de la gestión tanto de tus datos como del comentario mismo para el uso por parte de Hijos, Manual de Experiencia.

La finalidad de la recogida de los datos, además de permitir mostrar tu comentario, es para poder responderte por este medio.

Consulta más información en la Página Política de Privacidad.

Entradas más leídas

Suscríbete y recibe aviso de nuevas entradas en tu email


Escribe tu email:





El responsable del fichero, Hijosmanual, recoge estos datos a través de FeedBurner para el envío exclusivo de nuevas entradas del blog al que se suscribe. Al marcar la casilla de aceptación das tu consentimiento. Esta información quedará almacenada en los servidores. Puedes ver más en Política de Privacidad